domingo, 24 de enero de 2010

PRÓXIMA REUNIÓN: MARTES 26 A LAS 11





El libro que estamos leyendo, en castellano, para comentar en la próxima reunión.

2 comentarios:

jose antonio dijo...

acabo de entrar en el blog y felicito a los creadores del mismo.
Enhorabuena !!!!!!!

Anónimo dijo...

Siempre es gratificante leer un libro a través del cual, te trasladas al mundo que en él refleja su autor, gracias a su sensibilidad, conocimiento de los personajes y su mundo, participándonos sus vivencias, sentimientos, miedos y todas las miserias y grandezas humanas que se esconden en los mismos.
La lectura de la novela de George Orwell titulada 1984, ha significado el descubrimiento de un mundo totalitario, represor, absorbente, manipulador del ser humano, la total anulación del “yo” , la “creación” de una sociedad dirigida y manipulada en pro y beneficio de los “pensadores del bien social…?? “. Una experiencia desagradable, con una sensación de repulsa e impotencia ante las aberraciones efectuadas por el hombre hacia el hombre.
Descubrir ésta utopía - distópica ¿¡ - y vivir, con plena satisfacción, la comunicación abierta y sin trabas con otras personas, participando de sus opiniones y el sentir sobre aspectos de la novela y otros afines y relacionados, no sólo con la misma, sino, con cuanto acontece en el día a día, expresando sus visiones sobre el argumento de la trama novelística, el proceder de sus personajes, actitudes, situaciones, parajes y sentimientos, ha sido una vivencia placentera y constructiva, además de ser antagonista con el fin de los componentes del Partido, que refleja el autor en su libro, comentado más arriba.
ésta interacción y comunicación entre personas, con la libertad implícita del ser humano, de expresar su “yo”, con la sensibilidad característica propia de sus opiniones del mundo que nos rodea, de los peligros que acechan a nuestro entorno, sin miedos ni trabas, enriqueciendo a los contertulios presentes, ha sido de un goce pleno que, en honor a la verdad, ha sabido a “poco” pues, si sumamos todo lo que encierra el autor en su interior, trasladado al exterior en su propio lenguaje, no menos placentero, edificante y sorprendente, ha sido escuchar el “interior” de l@s compañer@s con esa sensibilidad expresada en sus lecturas, opiniones y sentimientos. Enriquecimiento que uno está deseando adquirir de nuevo, a través de esas pláticas tan llenas y constructivas.
Esperemos no tarde demasiado…
Un cordial saludo.
Alex.

LO MÁS LEÍDO